Ver porno se convierte en una pesadilla para carlitos

Todas las personas hemos tenido ese momento en nuestras vidas en las cuales el sexo se empieza a convertir en algo importante. Tenemos muchísima curiosidad por el sexo opuesto y nuestra tentación va yendo de más a peor. Y qué podemos hacer si no tenemos alguien con quien saciar nuestro deseo sexual si no es masturbarnos como auténticos conejos ya sea con relatos, fotos, revistas o vídeos porno. Es el caso de Carlitos, un chico bastante tímido cuando esta cerca de una chica pero que en casa no para de ver pornografía e imaginándose el momento el cual pueda satisfacer todas su fantasías. Pero algo tan común como "hacerse una paja" en un sitio porno se convierte en una pesadilla para él.


El caso es que su "obsesión" alcanzo tan nivel que ya no podía vivir sin masturbarse cinco veces al día en muchas de sus páginas porno favoritas. Los años fueron pasando y la rutina no cambiaba y cuando porfin encontró a una chica agradable que le gustaba paso lo inexplicable. Imaginándose tantas guarradas y al intentar tener sexo con su ya novia no conseguía que su pequeño gusanillo se levantase. Esto lo que explica es que en realidad la pornografía no es muy realista y los hombres se imaginan cosas que nunca les va a pasar en la vida real. Así le paso a Carlitos y como la vida es tan dura y su pene no consiguió ponerse igual que la vida su novia le dejo por el típico chulo que la pudiese el placer que necesita. 

Nuestro pobre protagonista después que le dejase su novia por culpa de su adicción del porno se siento muy deprimido. ¿Y a que acude para salvar sus penas? Pues a ver más videos porno, porque es lo único que le puede ayudar a olvidarse de todas sus penas.Una buena paja le hace olvidar todos y cada uno de sus problemas. Las webs xxx españolas se le vuelven aburridas porque se ha visto ya todos los vídeos (y eso que hay  millones) y decide por probar tubes xxx extranjeros.

Decide que ya es hora de dejar esta adicción ya que esta más adicto al porno que un drogadicto a la cocaína. Además la gente empieza a notar que su brazo izquierdo esta en mucha mejor forma que el derecho. Sus amigos le hacen bromas tipo: "Ey, Carlitos. Tienes que dosificar más el brazo derecho que parece que es de las pajas, jaja" Y él cabizbajo y sonriendo y pensando pues sí, tienes razón. Asique decide acudir a los médicos pero estos lamentablemente no le pueden ayudar.


Pero un día típico buscando paja por Internet, Carlitos accede por error a una página web llamada crear pagina porno y decide interesarse y contacta con la creadora de dicho sitio web. Y la verdad es que asombra muchísimo cuando la que le responde es una rubia potentisima con cuerpazo. Se pone increíblemente cachondo nada más verla pero decide contenerse. Ella le explica como crear una página web porno fácilmente en Internet y que su adicción a las pajas le puede llevar a ser millonario. 

Se piensa que la chica le esta engañando. ¿Quien se creería algo así? Pero como la chica le pone la polla durisima y encima es super inteligente decide seguir los consejos de la chica para llegar a ser un triunfador en la vida como ella. Ella le muestra varias webs que ha hecho, una de ellas es en la que nuestro protagonista solía pajearse todo el día. 

Juntos forman un equipo magnifico y crean un montón de páginas webs porno generando millones de dolares al mes. Además congenian a la perfección porque tienen los mismos gustos sexuales y ella consigue que Carlitos se deje de pajear. Porque quien se pajearía teniendo a semejante pibón a su disposición. 

Al final, se casan y tienen muchos hijos. Ambos millonarios y viviendo la vida. ¿Quien le diría que tanta paja acabaría haciéndole feliz?